martes, 24 de junio de 2008

La mitología de Cantabria, una realidad olvidada para algunos y tan viva en otros

Tras la pista de la cultura robada, llevaremos a cabo un largo camino a través de las leyendas y tradiciones del pueblo, nuestro pueblo. Desde estas líneas, por medio de estas simples palabras, emprenderemos un verdadero viaje de la mano de la mitología de Cantabria que nos guiará por innumerables senderos, valles y montañas. Descubriremos paisajes, mitos y leyendas, historias vivas y relatos perdidos en las memoris, nos perderemos en las brumas del tiempo compartiendo con antepasados lejanos dioses casi olvidados, héroes imperecederos y ritos sorprendentes.
Deambularemos por nuestra geografía desde Valderredible hasta la costa, desde el Valle del Pas a Liébana, desde el oriente al occidente. Nos sumergiremos en ríos divinizados y beberemos de las fuentes de la sabiduría y el conocimiento. Contemplaremos a animales asociados a la divinidad escondidos tras árboles milenarios, que nos cobijan desde su sabiduría. Volveremos la mirada tras la sombra de duendes que se pierden entre los helechos y las llamas del hogar. Comprenderemos a gigantes ciclópeos que habitan nuestras grutas y pasean por nuestro sueños, y hasta respiraremos hondo ante la presencia de hadas salvadoras.
Son nuestros mitos y nuestra historia los que nos llaman desde ese largo letargo que durante años ha complacido a muchos, aunque sin embargo están ahí, son presente, son indiscutible realidad. Cantabria es sinónimo de paisaje, de belleza, pero también lo es de cultura y de tradición. Y nuestra tradición es nuestra historia. Todos los pueblos parten en sus inicios de una historia que es más leyenda que verdadero testimonio fiel. Pero no por ello ésta deja de ser menos válida, más bien todo lo contrario. En cuanto un pueblo toma como propio un mito, pasa a integrar su realidad y a configurar parte de su Historia. Muy a menudo no nos hemos dado cuenta del verdadero valor que nuestra tierra ha tenido a lo largo de los siglos. Mostraré la riqueza de los mitos de Cantabria, a menudo desconocidos o erróneamente interpretados.Mitos que nos unen con numerosas tradiciones de zonas limítrofes; y en ocasiones mitos que tienden un puente entre nuestro pueblo y muchos otros, lejanos en el espacio, pero cercanos en el pensamiento y con conexiones claras y patentes. Es sin duda la mitología uno de los más claros puntos de unión entre los pueblos. Los mitos son un punto de unión entre las gentes que los crearon. Es sorprendente lo que se puede llegar a conocer de una civilización ahondando en sus mitos, en sus rituales o creencias.
Pero estos mitos que se pierden entre nebulosas históricas no han desaparecido sin más, sin un rastro que seguir. Nada más lejos de la verdadera realidad. Están muy presentes aquí y ahora. Nos persiguen a cada uno de nosotros en nuestra vida cotidiana, cada fiesta, cada nombre propio, cada topónimo, cada montaña, cada árbol, cada piedra. Esconden tras su simple apariencia todo un simbolismo apasionante. La huella de estos mitos es extensa.
Como ya he dicho anteriormente, me preocupa más destacar la mitología que comprende a nuestra región, Cantabria. Más tarde se comparará con otras mitologías de otros lugares mas lejanos o cercanos no tan diferentes como en apariencia se piensa. Todo viene de un mismo origen y de un mismo por qué.

No hay comentarios: